Inicio

¿Cómo influye la altitud en la DOCa Rioja sobre los vinos producidos?

Nuestro investigador, Fernando Martínez de Toda, ha publicado recientemente un artículo en la revista Vitis (Journal of Grapevine Research) en el que analiza la variabilidad de la composición y fenología de la variedad Tempranillo en tres zonas de la DOCa Rioja con diferentes altitudes y condiciones climáticas.

En este trabajo se seleccionaron tres zonas dentro de la DOCa, que se ubicaron en elevaciones 380, 460 y 650 m sobre el nivel del mar, respectivamente (RO: Rioja Oriental; zona de Alfaro/Aldeanueva de Ebro, RA1: Rioja Alta 1; zona de Haro/Cenicero y RA2: Rioja Alta 2; zona de Alesanco/Sotés). Se analizaron la fenología y la evolución de la composición de la uva durante la maduración para el período 2008-2018. Esta información incluyó las fechas de floración, envero y maduración y también el pH, la acidez total, el ácido málico, los antocianos totales, el índice de polifenoles totales y la intensidad de color, registrados en dos parcelas de cada una de las tres zonas. Las condiciones climáticas registradas durante el período de estudio se evaluaron a partir de estaciones meteorológicas ubicadas cerca de los viñedos.

Las diferencias encontradas, en este trabajo, entre las zonas más frías y las más cálidas de la DOCa Rioja son fundamentales para entender los efectos del cambio climático en la producción de uva en esta región vitivinícola. Los resultados ofrecen un primer análisis de las mayores posibilidades de las zonas de mayor elevación para mantener la calidad de la uva ante el calentamiento climático.

La variabilidad espacial y temporal existente dentro de la DOCa Rioja, permiten extraer información útil sobre la potencialidad de las zonas en diferentes alturas y con diferentes condiciones climáticas para producir uvas de alta calidad de la variedad "Tempranillo". Existen grandes diferencias entre las fechas de todos los estadios fenológicos entre las zonas con diferentes altitudes, que son de 21 días de media para la maduración entre zonas que difieren en, aproximadamente, 300 m de altura. Se confirmó el efecto de las altas temperaturas sobre la acidez y la concentración de antocianos y también el efecto de los déficits hídricos registrados a lo largo del período de crecimiento. Las diferencias encontradas en este trabajo, entre las zonas más altas y más bajas, apoyan la idea de explorar áreas más frías y reforzar la viticultura de la variedad Tempranillo en zonas más altas, lo que podría brindar condiciones más favorables y una composición de la uva más equilibrada que en las condiciones más cálidas de las zonas bajas.

Más información:

Martínez de Toda, F., Ramos, M. C. (2019) Variability in grape composition and phenology of 'Tempranillo' in zones located at different elevations and with differences in the climatic conditions. Vitis, 58, 131-139.

https://doi.org/10.5073/vitis.2019.58.131-139