Inicio

‘Nanoelicitores: tecnología innovadora para mejorar la calidad de la uva y del vino en un escenario de cambio climático (E-NANO)’

  • ‘Nanoelicitores: tecnología innovadora para mejorar la calidad de la uva y del vino en un escenario de cambio climático (E-NANO)’

Teresa Garde Cerdán, investigadora Ramón y Cajal en el Departamento de Enología del ICVV, ha obtenido financiación de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) para el proyecto “Nanoelicitores: tecnología innovadora para mejorar la calidad de la uva y del vino en un escenario de cambio climático (E-NANO)”. El proyecto cuenta con una dotación de 96.800 € y tiene una duración de dos años. Este proyecto se basa en resultados previos de los investigadores del ICVV que demuestran que la aplicación foliar de jasmonato de metilo, funciona como elicitor de los sistemas de defensa de la planta activando la síntesis de metabolitos secundarios especialmente compuestos fenólicos y aromáticos, que son, además, los principales responsables de la calidad de la uva y del vino. El jasmonato de metilo es un producto caro, por lo que el proyecto se centra en la búsqueda de alternativas eficientes, como puede ser la nanotecnología.

 

En el proyecto colaboran investigadores de la Universidad de Granada, expertos en la síntesis y caracterización de nanomateriales que sintetizarán nanopartículas funcionalizadas con jasmonato de metilo. Dichas nanopartículas se aplicarán en el viñedo durante dos añadas consecutivas, comparándolas con aplicaciones convencionales del elicitor, con el objetivo de estudiar si es posible reducir la dosis con este tratamiento. También colaboran investigadores del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), de Murcia, que estudiarán el efecto de la aplicación de nanopartículas en distintas condiciones de disponibilidad de agua. Además, el proyecto analizará si dichos tratamientos reducen el desfase entre madurez fenólica y madurez sacarimétrica o tecnológica, lo que supondría la posibilidad de mejorar la calidad de la uva en condiciones de cambio climático.

 

Según comenta Teresa Garde Cerdán “las aplicaciones se llevarán a cabo en el envero y, en el momento de la vendimia, se determinará de manera pormenorizada la composición fenólica, aromática, nitrogenada y de polisacáridos de las uvas. Tras la vinificación, que se realizará en la Bodega Experimental del ICVV, se estudiarán las mismas familias de compuestos en los vinos obtenidos”.