Inicio

El rol de los huéspedes secundarios asintomáticos en la epidemiología y genética de poblaciones del pie negro de la vid

El proyecto que acaba de obtener el investigador David Gramaje -doctor ingeniero agrónomo por la Universidad Politécnica de Valencia- junto a su grupo de investigación (BIOVITIS), tiene que ver con la enfermedad del pie negro (PN) que es una de las principales enfermedades causadas por hongos del suelo que afectan a la vid en todo el mundo. El PN tiene una gran incidencia en viveros y nuevas plantaciones, causando el síndrome denominado como decaimiento de vid joven. Generalmente “la práctica de la rotación de cultivos se presenta como una de las estrategias más efectivas para el control de hongos del suelo. Sin embargo, en cultivos susceptibles a patógenos que presentan un amplio rango de huéspedes potenciales, como son la vid y los hongos asociados al PN, está práctica resulta insuficiente para eliminar el inóculo fúngico y reducir la incidencia de la enfermedad. La rotación de cultivos en viveros de vid consiste en alternar cereales, tierra en barbecho y planta injerto en un mismo campo durante distintos ciclos”, señala David Gramaje.

 

En este proyecto los investigadores parten de las siguientes hipótesis: a) los cultivos en rotación y las malas hierbas mantienen las poblaciones de hongos asociados al PN en campos de vivero y plantaciones jóvenes. Estos huéspedes pueden definir la composición y densidad del inóculo reservorio; b) existen patrones de diferenciación genética intraespecífica en las especies fúngicas prevalentes asociadas al PN entre los distintos huéspedes, y c) existe una asociación entre el genotipo del patógeno y su grado de virulencia en el cultivo de la vid.

 

El objetivo principal del proyecto es desarrollar estrategias efectivas para el manejo del PN a partir del estudio de la epidemiología y la genética de poblaciones de los hongos asociados a la enfermedad. Los objetivos específicos son: 1. Demostrar el papel de los huéspedes secundarios asintomáticos como fuentes potenciales de inóculo de hongos asociados al PN. 2. Determinar la riqueza y diversidad de especies asociadas al PN en suelo y en planta. 3. Analizar la estructura de poblaciones de Dactylonectria macrodidyma y D. torresensis en poblaciones de suelo y planta mediante genotipado por secuenciación. 4. Evaluar la correlación genotipo-fenotipo de virulencia en la vid.

 

Para alcanzar los objetivos propuestos, David Gramaje comenta que “se realizarán aislamientos de hongos asociados al PN a partir de muestras de suelo, de cultivos en rotación, de malas hierbas y de vides obtenidas en campos de vivero con un historial previo de rotación de cultivo. Se estudiará la riqueza y diversidad de especies asociadas al PN en muestras de suelo y planta. A continuación, se realizará una búsqueda a gran escala de marcadores microsatélites (SSR) a partir de las secuencias completas de los genomas de D. macrodidyma y D. torresensis, las especies prevalentes asociadas al PN en España. Se diseñarán cebadores específicos para cada marcador SSR, se evaluará su polimorfismo, y se realizará un genotipado de la colección de aislados fúngicos para determinar su estructura genética”.

 

Finalmente, se evaluarán las correlaciones potenciales entre genotipos moleculares y fenotipos de virulencia mediante test de patogenicidad con plántulas de vid. Los datos obtenidos servirán para entender el efecto del huésped sobre la estructura genética de hongos asociados al PN. Esta información será clave para mejorar el sistema de rotación de cultivos en viveros de vid. El viverista proporcionará al viticultor material de plantación de mayor calidad fitosanitaria, mientras que el viticultor reducirá los costes asociados al replante.

 

El proyecto que coordina David Gramaje a través del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuenta con un consorcio compuesto por Sanidad Vegetal del Gobierno de La Rioja, la Estación de Viticultura y Enología de Galicia (EVEGA), la Universidad de La Rioja (UR) y la Universitat Politècnica de Valencia (UPV) y la colaboración externa de investigadores de la Universidad de Mendel en la República Checa. El presupuesto global es de 137.940 euros, y se desarrollará desde el 1 de septiembre del 2021 hasta agosto de 2024.