Inicio

Nueva plataforma de análisis metabolómico disponible en el ICVV

  • Fotografía

Desde el mes de septiembre, el ICVV incorpora entre los equipos del Servicio de Análisis Instrumental, una nueva plataforma de análisis metabolómico. Esta plataforma está compuesta por un cromatógrafo líquido de ultra alto rendimiento (UPLC), con detector ultravioleta de fotodiodos (DAD) y detector de espectrometría de masas de alta resolución QTOF con movilidad iónica. El procesado de datos es una cuestión clave en estos equipos y para ello cuenta con tres estaciones de trabajo en red.

Esta nueva plataforma supone una importante mejora de la actual capacidad analítica del ICVV. su mayor capacidad de identificación permite una caracterización muy amplia de los componentes de las muestras, además de mayor sensibilidad para la cuantificación de componentes minoritarios. Este nuevo equipamiento analítico responde a la necesidad creciente de los grupos de investigación del ICVV de disponer de instrumentación de cromatografía líquida de alta resolución para la caracterización de muestras complejas, con gran diversidad de compuestos en concentraciones muy variables.

Con la puesta en marcha de esta nueva plataforma, se pretende desarrollar diferentes técnicas “ómicas”, que permitan abordar múltiples cuestiones desde el ámbito de la viticultura (interacción con el medio ambiente, interacción planta-patógeno y mejora genética varietal), en la mejora del control de los procesos de vinificación o en el conocimiento de la longevidad de un vino, así como entender las bases moleculares de las características sensoriales y propiedades saludables del vino. Esto se consigue porque permite trabajar tanto en metabolómica dirigida como no dirigida. La metabolómica no dirigida permite un abordaje analítico basado en la búsqueda e identificación de compuestos desconocidos, en un análisis sin hipótesis previa, gracias a un software especialmente diseñado para esta aproximación. Un claro ejemplo de aplicación sería el estudio del metaboloma de uva y/o vino orientado a la caracterización varietal o la identificación de zonas de producción, entre otros factores de interés. La metabolómica dirigida permite una cuantificación muy precisa de los compuestos de interés, con una alta sensibilidad. Un ejemplo de aplicación de este abordaje analítico sería la cuantificación de componentes minoritarios de la uva y/o del vino, responsables de sus principales atributos de calidad. En un futuro esta plataforma analítica de espectrometría de masas se podría acoplar a un sistema de cromatografía de gases para completar los estudios metabolómicos de las fracciones volátiles.