Inicio

Las metodologías del ICVV se ponen al servicio de la lucha contra la pandemia de COVID19

El grupo de Bioinformática Estructural del ICVV, dedicado al desarrollo de modelos teóricos y su aplicación a biomoléculas de interés en las ciencias de la vid y del vino, sigue trabajando en estos momentos de emergencia con modelos computacionales, pero cambiando datos moleculares por epidemiológicos. El director del grupo, Juan Fernández Recio, acaba de completar un estudio para ayudar a entender mejor la propagación del virus en varios países y regiones de Europa con alta incidencia de la enfermedad, incluyendo España y La Rioja. Aplicando un modelo computacional de transmisión de COVID19 basado en los datos de fallecidos diarios, se ha estimado la expansión del número de infectados en el tiempo y el impacto de las medidas de control llevadas a cabo. El modelo indica que mientras que la propagación inicial del virus ha sido diferente en cada país, las medidas de distancia social y confinamiento tomadas a mediados de marzo han reducido drásticamente la transmisión de la enfermedad, alcanzando tasas de propagación similares en casi todos los países analizados: el número de reproducción R tras la aplicación de las medidas de confinamiento varía en promedio entre 0.57 en La Rioja y 0.71 en Alemania (dejando aparte Islandia, con R 0.44).

 

El modelo estima que en España ha habido entre 2,7 y 3,3 millones de infectados totales hasta la fecha del estudio (5 de mayo), es decir, entre el 5.9 y 7% de la población, mientras que en La Rioja se estima un número de infectados totales entre 32.850 y 45.155, lo que supone entre el 10,4 y el 14,3% de la población. Según estos datos, el porcentaje de infectados que se han podido detectar hasta la fecha varía bastante entre países. En España concretamente el modelo estima que se han detectado en promedio un 7,3% de los casos reales, mientras que en La Rioja, la comunidad española con mayor número de test de PCR por habitante, se habrían detectado un 10,3% de los casos totales (lejos del 53,7% en Islandia, o el 20.6% de Alemania). El modelo permite también predecir la evolución de la situación a largo plazo en diferentes escenarios hipotéticos. En el caso de España y La Rioja, asumiendo una apertura gradual del contacto social entre el 11 de mayo y el 22 de junio, el modelo indica una alta probabilidad de rebrote hacia finales de julio o principios de agosto.

 

La descripción detallada del trabajo se encuentra disponible en el repositorio medRxiv (https://medrxiv.org/cgi/content/short/2020.05.09.20096735v1).